domingo, 9 de septiembre de 2018

CAMPS Y KUENTZMANN S. R. C.: EL CIGOTO DE LA DAMM DE BARCELONA

             La S.A. Damm inició su andadura en 1910 como resultado de la fusión de tres cerveceras. Su nombre lo recibe de una de estas tres sociedades fundadoras, al ser la más antigua.
Pero aunque de manera oficiosa se señala 1876 como el año que inició su actividad, lo cierto es que hubo un precedente que hizo posible su desarrollo hasta el día de hoy. Me refiero a la Sociedad Regular Colectiva CAMPS Y KUENTZMANN, que se estableció en 1872 en Sant Martí de Provençals (Barcelona).

Curiosamente, esta empresa no ha sido tratada con la debida importancia histórica, dada su transcendencia, en el ámbito cervecero. Algo se ha contando sobre Kuentzmann, pero siempre se ha relegado a Camps al papel de socio capitalista, sin arrojar más luz sobre su figura. Incluso en el libro "S.A. Damm, Maestros Cerveceros desde 1876" de Francesc Cabana Vancells, publicado en 2001, se da una información errática de Camps, la cual no nos aclara su identidad.
Así que me lancé a la búsqueda de Camps hasta que di con él.
Mi sorpresa llegó cuando descubrí, conociendo ya perfectamente su identidad, que hace apenas un lustro, nuestro Camps fue motivo de investigación histórica por causas ajenas a su alianza con Kuentzmann. Pero los que se hicieron eco de la actividad y devenires de Camps, no vacilaron en añadir a su currículum la aventura cervecera que vivió con el alsaciano, pero muy tímidamente y sin explayarse en detalles.

¿Pero quienes eran realmente Camps y Kuentzmann y cómo fue la primigenia cervecera que dio pie a la creación de la Damm?

Francisco Javier CAMPS i Puigmartí, nacido presuntamente en Barcelona, entre el 13 de Febrero de 1839 y el 11 de Febrero de 1840.
Se alistó a edad muy temprana al ejército y, siendo cadete, fue empleado en 1859 como subteniente del Regimiento de Infantería de Borbón nº 17.
Estuvo destinado en varias plazas coloniales de Sudamérica y en Filipinas, de donde volvió en la fragata "María Luisa" en 1862. Los conocimientos y contactos cosechados durante estas estancias serán clave en el posterior éxito de la cervecera.
Llegó al cénit de su carrera militar en 1863, cuando fue nombrado Ayudante de Campo del Capitán General y en Jefe del Primer Ejército y Distrito.

En 1872 arrendó la finca La Conchita, ubicada en el Poblenou, barrio del por aquel entonces municipio independiente de Sant Martí de Provençals (actualmente distrito barcelonés de Sant Martí). La Conchita debía su nombre a la sociedad homónima que, bajo el epígrafe de minas y fundiciones, había establecido allí un horno y unos talleres mecánicos. Por aquel entonces ya se conocía la existencia de capas freáticas provenientes del río Besòs. Un bien muy preciado, ya que en Bacelona no sobraba el agua potable, elemento imprescindible para elaborar cerveza.
Ese mismo año, Javier Camps decide abandonar el ejército para iniciarse en la industria cervecera, por lo que La Conchita pasó a ser la fábrica de cerveza de la recién creada sociedad, que en un principio de denominó Camps & Compañía. Se empezó a experimentar con un motor de 1 cv. de fuerza animal, mientras se adecuaba la fábrica, para los que se habían pedido los pertinentes permisos municipales en el mes de Octubre. Esto incluyó levantar un segundo piso en uno de los edificios, arreglar techos y ventanas, adecuar algunas paredes y cercar el conjunto de edificios con un muro perimetral. No serán las únicas obras que se emprendan durante los escasos cuatro años que duró la sociedad, y gracias a los planos presentados para acometer estas reformas podemos apreciar la evolución de la fábrica.

PLANO  RELATIVO A LA CONSTRUCCIÓN DE UN SEGUNDO PISO EN UNO DE LOS EDIFICIOS DE LA CONCHITA POR LA SOCIEDAD CAMPS Y KUENTZMANN QUE SE ADJUNTÓ A LA SOLICITUD DE LICENCIA MUNICIPAL PARA ACOMETER LAS OBRAS Y REFORMAS DE 1872. Fuente: ARXIU MUNCIPAL DEL DISTRICTE DE SANT MARTÍ. Número d'expedient 224_00_1872. Signatura topogràfica C-39.

Tuvo que ser durante estas pruebas y adecuación de la fábrica, cuando Javier Camps llegó al entente con su maestro cervecero, Auguste Kuentzmann, para incluirlo como socio en la empresa recién creada.

SELLO DE LA SOCIEDAD Y FIRMA DE JAVIER CAMPS EN LA SOLICITUD DE LICENCIA DE OBRAS PRESENTADA EN 1872. Fuente: ARXIU MUNCIPAL DEL DISTRICTE DE SANT MARTÍ. Número d'expedient 224_00_1872. Signatura topogràfica C-39.

🍺🍺🍺🍺🍺

Auguste KUENTZMANN Damm, nacido en Sélestat (Bas-Rhin, Francia), el 24 de Noviembre de 1843.
La información que nos proporcionan los censos de 1861 y 1866 parece indicar que al fallecer su madre, Marie Anne Damm, en 1855 quedó al cuidado de su tía Marie Julie Kuentzmann y el marido de esta: François Louis Speth, en la vecina localidad de Châtenois (Bas-Rhin, Francia).
Louis Speth era miembro de una saga de cerveceros locales, con los que doy por sentado que se formó Auguste.

POSTAL DE LA BRASSERIE SPETH DE CHÂTENOIS, DONDE SE FORMÓ AUGUSTE KUENTZMANN COMO CERVECERO. Fuente: Delcampe.

FOTO ACTUAL DEL HOTEL BEYSANG, UBICADO  EN EL MISMO EDIFICIO DONDE ESTABA LA BRASSERIE SPETH.

Tras la guerra franco-prusiana, Auguste Kuentzmann decidió abandonar Alsacia para poder conservar su nacionalidad francesa, que solicitó una vez establecido en Barcelona, en 1872, donde abrió la cervecería Gambrinus en el portal de Santa Madrona número 6, residiendo en el tercer piso de la misma finca hasta poco antes de su muerte. La cervecería Gambrinus fue transferida al poco tiempo a Valentin Pons, que en 1881 abrió otra con el mismo nombre en la Rambla de Santa Mónica número 29. Valentin Pons se presentó con la cerveza elaborada en su propio establecimiento a la Exposición Universal de Barcelona de 1888.


🍺🍺🍺🍺🍺

A principios de Diciembre de 1872 se da por concluidas las instalaciones y la fábrica ya funciona a pleno rendimiento, suministrando su cerveza a varios cafés de Barcelona. Para gestionar la parte administrativa, se abre una oficina en la calle Cucurulla número 2.
Llama poderosamente la atención que desde el primer día ya fabricaban hielo artificial, siendo pioneros en Barcelona, y estaban preparados para la exportación de ultramar.
En ese mismo periodo, la sociedad solicita el registro de dos marcas comerciales que le serán concedidas meses más tarde.

LA GACETA INDUSTRIAL. 10 DE ABRIL DE 1873.

Por último, se envió una circular a la prensa, acompañada de las tarifas y de una tarjeta con la marca de fábrica por una cara y las instalaciones a vista de pájaro en el dorso, lo que significó la presentación en sociedad de la cervecera. Curiosamente, las tarjetas se imprimieron antes que Kuentzmann alcanzara el estatus de socio.


"Hemos recibido una de las circulares que los señores Camps y Kuentzmann han pasado a varias casas con el objeto de participar que han establecido en el Pueblo Nuevo una gran fábrica de cerveza en la cual no se ha omitido medio para que corresponda a las exigencias y necesidades del público. Para comodidad de éste, los dueños de la fábrica tienen establecidas sus oficinas en la calle de la Cucurulla, en donde han de hacerse los pedidos. Junto con la circular hemos recibido una elegante tarjeta con la marca de la fábrica, de gusto enteramente nuevo, y en el dorso el establecimiento de San Martín de Provensals, a vista de pájaro, cuyas dimensiones pueden apreciarse bastante con dicho dibujo. La circular contiene además los descuentos que la casa hace a los consumidores." 
TRANSCRIPCIÓN DEL DIARIO DE BARCELONA. 18 DE DICIEMBRE DE 1872.


PARTE ANTERIOR ORIGINAL DE LA TARJETA QUE SE ADJUNTÓ A LA CIRCULAR ENVIADA A LA PRENSA EN DICIEMBRE DE 1872. Fuente: ARXIU HISTÒRIC DE LA CIUTAT DE BARCELONA. Número de registre 26849. Codi de classificació C16.01 Targetes publicitàries. Cota Dipòsit Garriga i Roca. A1.4- Àlbum 2/24 

PARTE POSTERIOR ORIGINAL DE LA TARJETA QUE SE ADJUNTÓ A LA CIRCULAR ENVIADA A LA PRENSA EN DICIEMBRE DE 1872. Fuente: ARXIU HISTÒRIC DE LA CIUTAT DE BARCELONA. Número de registre 26850. Codi de classificació C16.01 Targetes publicitàries. Cota Dipòsit Garriga i Roca. A1.4- Àlbum 2/24 

En 1873 la cervecera de Poblenou experimentó un fuerte crecimiento y en Mayo solicitó el registro de una nueva marca que, con el tiempo, acabaría suscitando cierta polémica: Strasbourg beer Export. También se trasladaron las oficinas a la calle Fontanella número 26 bajos derecha.
Pero ahí no acabó todo: Javier Camps tuvo los reaños de presentar su cerveza a la Exposición Universal de Viena, celebrada entre los meses de Mayo y Octubre, cuando la empresa solo contaba con unos meses de experiencia, ante más de 7 millones de visitantes.
Si bien es cierto que conseguir colarse entre los expositores con tan poco recorrido ya se puede considerar un éxito, también es verdad que tuvo que ser un jarro de agua fría volver a casa sin ninguna recompensa, máxime si se tiene en cuenta que uno de sus más duros competidores locales consiguió dos Diplomas de Mérito en dicha Exposición, lo que supuso todo un bombazo cervecero de índole nacional para el triunfador, que no fue otro que el farmacéutico José Tersa y Fontanals, que seguía su prolífica actividad en solitario desde la jubilación de su socio y suegro, Miret, en 1872.

En el año 1874, la sociedad cervecera de Poblenou sufre una auténtica revolución a todos los niveles.
Auguste Kuentzmann vuelve a Alsacia, concretamente a Sainte-Marie-aux-Mines (Haut-Rhin, Francia pero dominado por Prusia tras la guerra franco-prusiana), donde contrae matrimonio con su prima hermana Mélanie Kuentzmann Dorgler el 14 de Septiembre, regresando a Barcelona con su esposa y su suegra, la cual había enviudado tan solo unos meses antes. Louis Speth, tío político de ambos contrayentes y mentor de Auguste, asiste al enlace nupcial en calidad de testigo.
En Agosto se solicita licencia para acometer unos arreglos en la fábrica y levantar un nuevo edificio en el complejo fabril. Los planos que se adjuntan al permiso poco tienen que ver con los presentados 2 años antes.

PLANO  RELATIVO A LA CONSTRUCCIÓN DE OTRO EDIFICIO EN EL COMPLEJO FABRIL DE LA CONCHITA POR LA SOCIEDAD CAMPS Y KUENTZMANN QUE SE ADJUNTÓ A LA SOLICITUD DE LICENCIA MUNICIPAL. Agosto de 1874. Fuente: ARXIU MUNCIPAL DEL DISTRICTE DE SANT MARTÍ. Número d'expedient 516_00_1874. Signatura topogràfica C-42.

En Septiembre vuelve a presentar otro permiso, solicitando licencia para instalar una máquina de vapor de 6 cv., con un generador de 12 cv. y dos servidores, disponiendo el local para colocar otro generador de igual fuerza que hiciera trabajar a la máquina a 4 atmósferas de presión. 

PLANO  RELATIVO A LA INSTALACION DE DOS GENERADORES DE 12 cv. CADA UNO POR LA SOCIEDAD CAMPS Y KUENTZMANN QUE SE ADJUNTÓ A LA SOLICITUD DE LICENCIA MUNICIPAL. Septiembre de 1874. Fuente: ARXIU MUNCIPAL DEL DISTRICTE DE SANT MARTÍ. Número d'expedient 1874-34. Signatura topogràfica 6-C-91.

Pero sin duda, lo más destacable para Camps y Kuentzmann durante el año 1874 fue el éxito obtenido en una de las más estrambóticas exposiciones jamás celebrada en suelo patrio. Se trata de la Exposición regional de las Provincias del Este, que se llevó a cabo en Madrid. El objetivo de esta exposición era dar a conocer distintos productos y empresas provenientes de lo que, a grandes rasgos, había sido la extinta Corona de Aragón en Madrid, con el fin de promover el consumo de manufacturas nacionales y reducir las importaciones. 
El desconocimiento de los productos catalanes o valencianos en el mercado madrileño era la consecuencia de la pésima comunicación transitaria entre Madrid y ciudades como Barcelona o Valencia , que contaban con puerto, y que daba como resultado que para una empresa ubicada en una de estas últimas ciudades fuera más fácil desarrollar una actividad comercial en Marsella, por ejemplo, que en la capital. A esto hay que sumar las medidas restrictivas para comerciar entre ciudades, como el impuesto de portazgos por ejemplo, puestas en práctica para proteger a los productores locales y que en Madrid fueron especialmente duras. Por último también contribuyó la inexistencia, desde 1863 hasta 1879, de una guía o anuario comercial de carácter estatal.
La idea de celebrar esta exposición no parecía muy buena, con una población hastiada de la guerra mantenida con Cuba desde hacía años, una inestable I República a la que aun le quedaban unos meses de vida y, para colmo, la tercera guerra civil provocada por los carlistas que afectaba directamente a las Provincias del Este, por lo que muchos productores de estas zonas no tenían la más mínima intención de presentarse al certamen.

LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 15 DE MAYO DE 1874.

EL GOBIERNO. 22 DE ABRIL DE 1874.

Ante esta situación, los organizadores lo tenían muy difícil para comunicarse con los potenciales expositores y no tenían ni la más remota idea ni quien acudiría a la exposición, ni cuando, ni con que productos. Este fue el motivo real, y no otro como intentaron hacer ver, por el que fueron totalmente incapaces de crear un catálogo de los productos que se iban a exponer, herramienta indispensable en cualquier evento de estas características.


LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 22 DE MAYO DE 1874.

Eso si, los organizadores tenían muy claro a quienes querían a toda costa en la exposición. Y entre los más deseados se encontraba José Tersa y sus mediatizadas cervezas, por lo que no ocultaron su decepción cuando este no se presentó. Y la Exposición quedó vista para sentencia.

LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 15 DE MAYO DE 1874.
La Exposición se inauguró con una muestra de ramos de flores, que solo duró un día por la perecibilidad de estas. Tras lo cual, fueron objeto de rifa benéfica. Como curiosidad, uno de estos expositores florales fue el astrohúngaro (checo, para ser más precisos) Antonio Rakosnik, residente en Valencia, que no tardaría en hacerse con las riendas de la mítica fábrica de cerveza La Alemana establecida en la ciudad del Turia, el cual volvió a casa con un Diploma de Mérito.
(Más información sobre La Alemana y Antonio Rakosnik pinchando aquí).

Javier Camps montó su descomunal exposición el pabellón de Indo, incluido un despacho y un servicio de cervecería, con un lema claro: "más barata y saludable que el vino".

LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 8 DE JUNIO DE 1874.

Sin tener en cuenta la presencia de Antonio Rakosnik, aun inmerso en sus labores botánicas, Camps y Kuentzmann fueron los únicos productores cerveceros de la Exposición, convirtiéndose en una de las grandes atracciones del evento.

LA ÉPOCA. 30 DE ABRIL DE 1874.

LA GACETA INDUSTRIAL. 7 DE MAYO DE 1874.

Pero Camps y Kuentzmann estaban usando la marca Strasbourg beer Export, ideada en un principio para la exportación, en el mercado nacional. Por lo que el público ya conocía, y apreciaba, su cerveza pero la compraban convencidos que se importaba desde Inglaterra o Alemania.
La cerveza estaba servida, la polémica también. El primero que se que la vio venir, incluso antes que surgiera, fue F. Eroseca, que ejerció brillantemente de reportero en la Exposición Universal de Viena para La Ilustración Española y Americana, y repetía labor, para el mismo medio, en la actual muestra.  

LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 15 DE MAYO DE 1874.
Y las críticas no tardaron en llegar. En un principio, Camps y Kuentzmann usaban la denominación Strasbourg de primera para el mercado nacional, pero los buenos resultados obtenidos con las etiquetas destinadas a las exportaciones les tentaron a cambiar de estrategia, jugando al despiste con el lugar de origen de sus productos; una técnica comercial que ha llegado hasta nuestros días en todos los ramos y sectores industriales, incluido el cervecero que sigue sin estar libre de todo pecado.

LA ÉPOCA. 27 DE JUNIO DE 1874.

REVISTA LATINO-AMERICANA. PRIMER AÑO. TOMO I. 1874.

El jurado de la Exposición no pasó por alto la controversia de las etiquetas y lamentó la artimaña empleada por Camps y Kuentzmann pero, en vez de reprobar a la cervecera, censuró los prejuicios de los consumidores que prejuzgaban los productos por su lugar de origen, mostrándose condescendiente con la inquietud de los fabricantes para abrirse mercado. Como broche, obtuvieron un Diploma de Progreso y la expedición de cerveza fue todo un éxito, teniendo que enviar varias remesas desde la fábrica para atender la demanda.

EL GOBIERNO. 20 DE JUNIO DE 1874.

Pero si la presencia de Camps y Kuentzmann en la Exposición había sido todo un éxito, la Exposición en sí no lo fue. Por lo visto, los madrileños en aquellos tiempos no acudían ni a exposiciones, ni al teatro, ni a ninguna actividad de carácter lúdico o cultural. Solo acudían en masa a ver corridas de toros. La prensa acabó siendo muy crítica con la indiferencia ciudadana ante el certamen, siendo especialmente duro el reputado ingeniero industrial y director de La Gaceta Industrial  José Alcover, que dedicó gran parte de su vida a impulsar la industrialización española cuando esta era prácticamente inexistente.

LA GACETA INDUSTRIAL. 11 DE JUNIO DE 1874.
Por estas fechas, Camps y Kuentzmann eran capaces de producir 200 kgs. de hielo cada 15 minutos, tenían en circulación un millón de botellas, que tuvieron que importar ya que el mercado nacional era incapaz de suministrárselas, y un millar de barriles (hay que tener en cuenta que la capacidad de los barriles de aquella época superaban los 200 litros de cerveza).
Para elaborar su cerveza usaban cebada procedente del centro y sureste de España, lúpulo de Baviera, liquen caragahen (también conocido como chondrus crispas o musgo irlandés) y un suministro inagotable y gratuito de agua que les permitía ser muy competitivos con los precios de venta.
En sus instalaciones trabajaban 544 operarios, la  inmensa mayoría extranjeros, debido a que muy pocos obreros locales tenían los conocimientos necesarios para poder desempeñar el trabajo encomendado. No es difícil adivinar, dadas las circunstancias, que entre la plantilla seguramente se encontraba una numerosa colonia alsaciana. Por lo tanto, el papel de Kuentzmann como director técnico, que desarrolló con maestría, no se resumía al trabajo de laboratorio y producción, sino que le tocó capitanear la masa laboral.
Pero no es verdad que el papel de Camps se redujera solo al de un socio capitalista, que había hecho una determinada inversión. En primer lugar, cualquiera que tenga un mínimo conocimiento mercantil de la época sabe que incluir "Camps" como el primer término de la denominación societaria implicaba que no solo se jugaba una inversión determinada, sino que estaba arriesgando todo su patrimonio, hasta el último céntimo. Por otro lado, todas y cada una de las solicitudes remitidas al Consistorio Municipal estaban escritas y firmadas de su puño y letra, lo que confirma su total implicación en la cervecera, asumiendo la dirección general. Pero esto no era todo: el principal nicho de mercado de la cervecera martinenca era la exportación de ultramar. Un gran porcentaje de su producción acababa en América del Sur, la India o Filipinas, siendo el mercado nacional un objetivo secundario de la sociedad. Esta actividad no hubiera sido posible sin los conocimientos y contactos cosechados por Javier Camps en su época castrense.

El 20 de Enero de 1875 el primo segundo de Auguste Kuentzmann, Joseph Damm Geny, también nacido en Sélestat, formaría a pasar parte de la plantilla de la empresa. Este hecho, que seguro pasó totalmente inadvertido en aquel entonces, acabó siendo de vital importancia, pues con el tiempo se convertiría en el dueño de la cervecera y sería él quien le proporcionaría la denominación DAMM.
Joseph Damm no era cervecero, y distaba mucho de serlo. Había seguido la tradición familiar, por lo que era tonelero de profesión. Teniendo en cuenta que Séletat era tierra vinícola, es de suponer que el resultado de su trabajo estaba destinado a este sector y no al cervecero.
Esta teoría se refuerza cuando, tras la guerra franco-prusiana, Joseph Damm fijó su residencia en Montpellier (Hérault, Francia) y se casó con Anne Calas en 1873 en Sète (Hérault, Francia), tierras de arraigada tradición vinícola.
La explicación a que Joseph Damm acabara trabajando para su primo, como encargado, la podemos encontrar en la plaga de filoxera que por aquellos tiempos ya estaba haciendo estragos en Francia. Debido a esta, muchos industriales y trabajadores del sector vinícola y afines se vieron obligados a buscar nuevos horizontes que les proporcionaran un sustento, acabando mucho de ellos en España y Argelia (colonia francesa en aquel momento).
Debió ser durante este año cuando la sociedad Camps y Kuentzmann se disolvió, lo que explicaría que Auguste Kuentzmann ya contribuyera como fabricante de cerveza en solitario en la ciudad de Barcelona.
Instaló su fábrica, mucho más modesta que la que la de Sant Martí de Provençals, en la calle Viladomat, donde también acabó residiendo los últimos meses de su vida.

El año 1876, curiosamente el mismo año que la S.A. Damm dice ser el de fundación, fue en realidad el principio del fin de Camps y Kuentzmann, ya por caminos separados.
El 8 de Noviembre nació Lucie, la única hija de Auguste y Mélanie Kuentzmann, pero por aquel entonces Auguste ya estaba enfermo, por lo que su esposa tuvo que tomar las riendas de la cervecera.
Finalmente, el 14 de Febrero de 1877 falleció Auguste Kuentzmann con tan solo 34 años. Desgraciadamente, su hija también falleció dos meses más tarde por lo que no existe descendencia directa de Auguste Kuentzmann. Su viuda, Mélanie Kuentzmann, siguió al frente de la cervecera.

Tampoco a Javier Camps le fue bien en solitario. Se desligó de la actividad cervecera como consecuencia de la brutal sequía que padeció Barcelona en 1875. Mientras que otras ciudades europeas disponían de centenares de litros de agua por persona y día, en la Ciudad Condal no se llegaba a los 20 litros. Y Javier Camps tenía parte de la solución en La Conchita.
La sequía siguió atormentando a los barceloneses mientras se redactaba una memoria sobre "un proyecto de aguas por elevación para ser explotado en Barcelona y su cercanía", que fue presentado en 1877, mientras iba cogiendo forma la Compañía General Anónima de Aguas de Barcelona Ladera Derecha del Besós, de la que Javier Camps era el máximo inversor y Director Gerente, aunque la sociedad no se establecería formalmente hasta 1881. Para entonces ya se había empezado a construir la Torre de les Aigües del Besòs, diseñada por el arquitecto Pere Falqués i Urpí, que con el tiempo alcanzaría cierto prestigio por diseñar dos Palacios destinados a la Exposición Universal de Barcelona de 1888, ser presidente de la Asociación de Arquitectos de Catalunya entre 1889 y 1900, ser arquitecto municipal de Barcelona desde 1889...
No obstante, en 1877 Pere Falqués era prácticamente un novato (había obtenido el título en 1873) que ejercía como arquitecto municipal de Sant Martí de Provençals. Pere Falqués entró en la compañía acuífera como Director Facultativo.
La construcción de La Torre de les Aigües fue un espectáculo en si, hasta que se inauguró el 21 de Junio de 1882, sin estar terminada. La broma costo 2,5 millones de pesetas.
Los análisis clínicos del agua, dirigidos por el profesor Josep Canudas Salada (un segundo apellido de mal augurio), que también era Presidente de la sociedad, fueron favorables y cinco meses más tarde el Ayuntamiento autorizó a Javier Camps para empezar la canalización que abasteciera de agua a una ciudad sedienta. Pero en 1888 el agua presentaba un alto índice de salinidad y Compañía General Anónima de Aguas de Barcelona Ladera Derecha del Besós quebró. Dos años más tarde el Ayuntamiento emitió un bando que prohibía su uso hasta para el riego de los jardines. Algunas fuentes apuntan a la propia sequía como motivo de la salinización del agua, pero otras señalan directamente el sistema de bombeo empleado, lo que habría sido un fallo estructural cometido por Pere Falqués. Como curiosidad, Manuel Camps, hermano de Javier, que fue el que realmente consiguió la concesión en 1879 y luego se la transfirió a la sociedad y que con el tiempo llegaría a ser concejal del Ajuntament de Barcelona por el partido Liberal-Conservador, mantuvo un duro litigio contra Falqués por unas obras en otro edificio de su propiedad y, siempre que pudo, no dejó escapar la oportunidad de dedicarle una puya al arquitecto.

LA MUERTE DE JAVIER CAMPS

Javier Camps falleció el 12 de Febrero de 1890, totalmente arruinado. El índice de fallecimientos que recoge su óbito contiene una información vital. Primero porque nos dice que murió soltero, por lo que tampoco, al igual que Auguste Kuentzmann, cuenta con descendencia directa (al menos reconocida).
También dice que tenía 50 años, que me ha servido para aproximar la fecha de su nacimiento, ya que como apunta Jordi Fossas, presidente del Arxiu Històric del Poblenou, su edad era una incógnita.
Pero la causa de su deceso sigue siendo motivo de controversia a día de hoy. Según la versión oficial murió de pulmonía. Sin embargo, existe la rumorología popular que ofrece una versión alternativa, no documentada pero muy extendida, la cual explica que Javier Camps se suicidó subiendo los poco más de 300 peldaños de la Torre de les Aigües y arrojándose al vacío.
Dándole una oportunidad a la macabra leyenda, he indagado tanto como me ha sido posible, tratando de lograr la más mínima pista sobre este hecho. La prensa de la época, donde no cuesta mucho encontrar actos suicidas de toda índole, informó de la muerte de Camps, pero no de su causa. Y, en contra de lo que afirma el arquitecto Antoni Vilanova, si tuvo una esquela.

LA DINASTÍA. 20 DE FEBRERO DE 1890.

Para ser honesto, admito que Sant Martí de Provençals contaba con su propia prensa local, la cual me ha sido imposible consultar por lo que el contenido de la misma podría alterar o ampliar parte de la historia aquí contada.

Pero, ¿cómo se recuerda a hoy en día a Camps y Kuentzmann, ambos sin descendencia directa?

KUENTZMANN, IN MEMORIAM

Como he comentado ya, Mélanie Kuentzmann, la viuda de Auguste, se hizo cargo de la cervecera. Posteriormente fue transferida, vía nupcial al casarse con Mélanie, al suizo Adolphe Leinbacher Altorfer. En 1881 se creó una nueva sociedad denominada Leinbacher y Damm, con Joseph Damm como socio minoritario y director técnico.
Durante esta etapa, aunque se intenta introducir el nombre de Leinbacher y Damm, a la fábrica se le sigue llamando fábrica de Augusto Kuentzmann hasta 1885.

TAPÓN DE PORCELANA DE LA SOCIEDAD LEINBACHER Y DAMM CON DENOMINACIÓN DE "CERVEZA KUENTZMANN". Fuente: Birrapedia.

Los distribuidores también la siguieron anunciando como cerveza de la casa Kuentzmann. Entre ellos destaca el almacén de Efectos Navales de Almería que en 1887 insertó una serie de hilarantes anuncios en prensa para promocionar la expedición de la cerveza.

CRÓNICA MERIDIONAL. 6 DE MAYO DE 1887.


CRÓNICA MERIDIONAL. 1 DE SEPTIEMBRE DE 1887.


Tras la muerte de Leinbacher, en 1888, Joseph Damm creó una nueva sociedad para continuar con la cervecera, donde Mélanie Kuentzmann, que había retornado a Francia tras volver a enviudar, tuvo una importante participación accionarial hasta 1893, cuando la muerte de Karl Reck, otro socio inversor, obligó a disolver nuevamente la sociedad y crear otra nueva. Aunque el nombre de Kuentzmann cayó en desuso oficialmente, los depósitos establecidos, que embotellaban ellos mismos las partidas de cerveza que distribuían, seguieron apostando por incluir Kuentzmann en la denominación. Esto lo sabemos gracias, otra vez, al almacén de Efectos Navales almeriense, reconvertido ahora en distribuidor de la cerveza Moritz, que tuvo un curioso percance con Joseph Damm.

CRÓNICA MERIDIONAL. 14 DE JUNIO DE 1889.

Auguste Kuentzmann cayó en el olvido hasta que la S.A. Damm celebró su 125 aniversario en el año 2001. La cervecera barcelonesa reivindicó entonces la figura de Auguste como fundador de la compañía, pero con matices. Auguste perdió a "e" final de su nombre, pasando a llamarse August. Lanzaron una nueva cerveza estilo pilsner, que aun se comercializa, denominada A.K. Damm dedicada al fundador. En el tapón corona reza la inscripción AUGUST K. DAMM  junto con un retrato basado en una fotografía real de Joseph Damm, que ha despistado a más de uno. Esta cerveza fue apoyada por una línea de artículos publicitarios tales como cristalería personalizada, llaveros, encendedores, distintos posavasos y cuadros para deleite de los coleccionistas de breweriana.

ANUNCIO PUBLICITARIO EN PRENSA DE LA CERVEZA A.K. DAMM, AÑO 2001. Fuente: Birrapedia.

Recientemente, el nombre de Auguste Kuentzmann ha ido adquiriendo más visibilidad en otros productos de la S.A. Damm.

ETIQUETA ACTUAL DE LA CERVEZA ESTRELLA DAMM, CON LA DENOMINACIÓN "AUGUST KUENTZMANN DAMM". 

CAMPS, IN MEMORIAM

Los primeros que se acordaron de Javier Camps, una vez alcanzó el descanso eterno, aparte de su afligida familia, fueron los Alexander Hermanos, a los que se les debía 30.000 pesetas, fruto de la construcción de dos calderas de vapor por parte de estos para ser utilizadas en la Torre de les Aigües.
LA DINASTÍA. 10 DE DICIEMBRE DE 1892.
A partir de aquí, la memoria de Javier Camps irá ligada a la Torre de les Aigües, pero para eso primero habrá que olvidarse también de ella.
El proyecto lo intentó retomar, en 1892, la compañía británica Barcelona Besós Waterworks Company Ltd., fracasando estrepitosamente, por lo que la canalización acabó pasando a ser propiedad municipal.
En 1895 La Torre de les Aigües fue adquirida por la Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB - Grupo Agbar), que se la vendió, en 1922 a Macosa, empresa de ingeniería y fabricación de la industria ferroviaría). Durante la Guerra Civil, La Torre sirvió como defensa antiaérea y polvorín. 
En 1989 Macosa se fusionó con La Maquinista, y en 1991 el resultado de la fusión pasó a ser parte de Gec Alsthom y la producción se trasladó a Santa Perpètua de Mogoda. 
Tras los Juegos Olímpicos de 1992, se llevó a cabo una polémica reordenación urbanística, con venta de terrenos incluida. 
Para entonces La Torres de les Aigües, junto con otro edificio contiguo conocido como la Casa de Válvulas quedaron en medio de la nada, abandonados a su suerte, siendo ambos edificios de propiedad municipal.
El edificio fue rescatado por el grupo musical británico Blur, que en 1997 lo eligió como escenario para grabar el videoclip de la canción on my own. 

DAMON ALBARN, CANTANTE DEL GRUPO BLUR, DURANTE EL RODAJE DEL VIDEOCLIP EN LA TORRE DE LES AIGÜES.

La Torre de les Aigües, que estaba muy deteriorada, estuvo a punto de desaparecer cuando ex-trabajadores de Macosa, junto con asociaciones vecinales que velan por el patrimonio y la cultura del barrio (y que en el Poblenou son especialmente activas), con Salvador Clarós de la Asociación de Vecinos del Poblenou, y Jordi Fossas, presidente del Arxiu Històric del Poblenou (que pese a su nombre es una asociación de carácter vecinal y participación voluntaria) a la cabeza, consiguieron que el Ajuntament de Barcelona y Agbar firmaran un convenio en el año 2010 para financiar su restauración, que quedó a cargo de los arquitectos Antoni Vilanova (al que no se le da muy bien buscar esquelas pero si restaurar edificios) y Eduard Simó, el arquitecto técnico Joan Olona y la geógrafa e historiadora Mercè Tatjer. Se intentó respetar la originalidad, llevando a cabo unos mínimos cambios, entre los que destaca un reloj que sustituye al caudalímetro.
Los 2,5 millones de pesetas que le costó La Torre a Javier Camps parecen incluso poca cantidad  si los comparamos con los cerca de 3,5 millones de euros que ha costado su rehabilitación, de los cuales 3.253.707€ fueron financiados por Agbar y destinados al saneamiento y rehabilitación del conjunto de la Torre de les Aigües del Besòs y de la antigua Casa de Válvulas. El resto de la financiación corrió a cargo de organismos dependientes del Ajuntament de Barcelona. De esta manera, el Institut de Cultura de Barcelona aportó 116.656€ destinados a las obras de adecuación necesarias para llevar a cabo el programa de visitas y el Districte de Sant Martí aportó 94.214€ por el mismo concepto y otros 9.565€ para subvencionar la gestión del programa de visitas que recae en el Arxiu Històric del Poblenou.
Ubicada en la plaza Ramón Calsina, La Torre está completamente restaurada desde el año 2013 y ha pasado a ser parte del skyline barcelonés (ignoro si los organizadores del Barcelona Beer Festival  lo acabarán incluyendo en su ya clásico logotipo) . Gracias a un convenio entre el Ajuntament de Barcelona y el Arxiu Històric de Poblenou, que tiene previsto trasladar su sede a la Casa de Válvulas (actualmente se alojan en Can Felipa), se puede visitar. La entrada cuesta 5€. 

TORRE DE LES AIGÜES DEL BESÒS EN LA ACTUALIDAD. Fotografía realizada por Antonio Martínez Mateo.
TORRE DE LES AIGÜES DEL BESÒS EN LA ACTUALIDAD. Fotografía realizada por Antonio Martínez Mateo.
TORRE DE LES AIGÜES DEL BESÒS EN LA ACTUALIDAD. Fotografía realizada por Antonio Martínez Mateo.
TORRE DE LES AIGÜES DEL BESÒS EN LA ACTUALIDAD. Fotografía realizada por Antonio Martínez Mateo.

La restauración de La Torre de les Aigües llevó implícita la revisión de su historia, por la que salió a relucir el nombre de su impulsor, Javier Camps, retratado como el otrora socio de Kuentzmann, visionario fracasado, que en el colmo de su desesperación se arrojó al vacío desde lo alto de su maldita Torre. Creo firmemente que, teniendo en cuenta que era el coopropietario en una fabulosa fábrica de cerveza que le reportaba excelentes beneficios y que gozaba de un envidiable patrimonio, su propósito no fue otro que el de intentar paliar los efectos de una brutal sequía que azotaba sin piedad a una población sedienta.
Pero al margen de esto, para Javier Camps no hay memoria cervecera. Los que se han dedicado a historiar a la S.A. Damm lo han dejado siempre al margen, limitándolo a figura de simple inversor. Espero haberle hecho un poco de justicia cervecera.

MIS AGRADECIMIENTOS A:

✩Antonio Martínez Mateo. Jubilado, aficionado a fotografía y vecino del Poblenou. Barcelona.
✩Esther Befaluy Befaluy. Técnica Archivística del Arxiu Municipal del Districte de Sant Martí. Barcelona.
✩Santi Barjau Rico. Técnico Archivístico del Arxiu Històric de Barcelona. Barcelona.
✩Laura Fortuny Bonet. Técnica Archivística del Arxiu Històric de Barcelona. Barcelona.


FUENTES CONSULTADAS NO DESCRITAS:

-Mairie de Châtenois.
-Archives départementales du Haut-Rhin.
-Archives départementales du Bas-Rhin.
-Archives départementales de l'Hérault.
-Biblioteca Nacional de España.
-Arxiu Històric del Poblenou.
-Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona.
-Arxiu Municipal del Districte de Sant Martí.
-Registre Civil de l'Ajuntament de Barcelona.
-BOPI Histórico.
-University of California.
-Harvard College Library.
-Genalogical Society of Utah.
-El Católico. 2 de Marzo de 1852.
-La Época. 15 de Diciembre de 1859.
-La Corona. 2 de Marzo de 1862.
-La España. 2 de Abril de 1862.
-La Correspondencia de España. 4 de Agosto de 1863.
-La Independencia. 25 de Diciembre de 1872.
-La Crónica de Cataluña (Edición de la mañana). 3 de Mayo de 1872.
-La Crónica de Cataluña (Edición de la tarde). 26 de Diciembre de 1872.
-Optants à la Nationalité française (Bulletin des Lois). 1872.
-Revista de España. Séptimo Año. Tomo XXXVI (Enero y Febrero). 1874.
-La Ilustración Española y Americana. 15 de Mayo de 1874.
-La Ilustración Española y Americana. 22 de Mayo de 1874.
-Gaceta de los caminos de hierro. 31 de Mayo de 1874.
-La Ilustración Española y Americana. 8 de Junio de 1874.
-La Gaceta Industrila. 11 de Junio de 1874.
-El Cascabel. 14 de Junio de 1874.
-El Cascabel. 21 de Junio de 1874.
-El Cascabel. 28 de Junio de 1874.
-Boletín Oficial de la Provincia de Tarragona. 15 de Septiembre de 1875.
-La Vanguardia. 30 de Julio de 1881.
-La Dinastía. 25 de Diciembre de 1884.
-Almanaque del Diario de Barcelona para el año 1882. 1881.
-Revista minera, metalúrgica y de ingeniería. Volumen 45. 1894.
-La Vanguardia. 13 de Febrero de 1890.
-La Dinastía. 5 de Octubre de 1896.
-La Dinastía. 31 de Marzo de 1987.
-El País. 22 de Abril de 2012.
-Torre de les Aigües del Besòs. Dossier de Premsa de l'Ajuntamente de Barcelona. 22 de Marzo del 2014.
-Anuario del Comercio, de la Industria, de la Magistratura y de la Administración. Bailly-Bailliere. 1881, 1882, 1883, 1884, 1885 y 1888.
-Memoria acerca de la Exposición regional del Este de España celebrada en Madrid en 1874. José María Alonso de Beraza. 1875.
-Guía de Barcelona. Cayetano Cornet y Mas. 1877.
-Catálogo oficial especial de España. Exposición Universal de Barcelona. 1888.
-Sentencias del Tribunal Supremo en materia civil. 1889.
-Colección legislativa de España. Parte 2, Volumen 1. 1905.
-Apuntes para una historia del frío en España. Fernando Beltrán Cortés. 1983.
-Vinyes i Vins: mil anys d'història. Emili Giralt i Raventós. 1993.
-S.A. Damm, Maestros Cerveceros desde 1876. Francesc Cabana Vancells. 2001.
-La vie quotidienne au XVIIIº siècle a Châtenois à travers la rue de la Montagne. Luc Adoneht y Jean Philippe Dussourd. 2003.
-Dossier Torre de les Aigües del Besòs. Antoni Vilanova y Eduard Simó. Marzo de 2014.
-La Cerveza en España. Orígenes e implantación de la industria cervecera. Xavier García Barber. 2014.
-La Premsa a Sant Martí de Provençals. Jordi Pradas i Andreu.

2 comentarios:

  1. Excelente. Una historia completa y bien documentada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sr. Fossas. Durante mis vacaciones estivales me quedé sin poder visitar la Torre. La próxima vez espero tener más suerte y poder saludarle.

      Eliminar